Maduro habla de Revocatorio: Timming y mensaje a García

Publicado el 30.06.2020.10:05 pm

La pelota hay que agarrarla cuando pica” Así reza un conocido refrán italiano.

Los venezolanos somos, en general, muy beisboleros y entendemos muy bien cualquier símil que se haga a través del Beisbol. Para ilustrar la primera línea de este texto, imaginemos que un bateador le da a la bola, que cae dentro del cuadro, el segunda base la toma e inmediatamente tira a primera y saca al corredor, un Out clarísimo. Si el segunda base duda y lanza después de mirar detenidamente a su alrededor, no importa que el tiro haya sido perfecto; el corredor llega safe, tranquilamente.

El anterior párrafo es un contundente ejemplo de lo que en política es el timming, es decir, el momento adecuado para ejecutar una jugada precisa. Si no se hace en el momento justo, no importa que tan perfecta se haga después; simplemente ya no sirve. Se perdió la oportunidad.

Esta semana Nicolás Maduro habló del Referendo Revocatorio sugiriendo que en unos pocos meses pudiera ser activado en su contra. Esta declaración recuerda aquel aviso en las bodegas de pueblo, ese que dice “hoy no fio, mañana si” refiriéndose a la promesa futura, esa que se hace con una clara intención de no cumplirla.

El Gobierno de Maduro asesinó la figura constitucional del Referendo Revocatorio. Recordemos que en los años 2015 y 2016, previo a la ANC (cuando aún no se había consolidado el esquema de dominio electoral absoluto) ellos sabían que cualquier evento electoral resultaría en una catastrófica derrota, incluso mucho mayor que las parlamentarias de 2015. Ese año (2016) correspondía celebrar las elecciones a Gobernadores, las cuales bloquearon sin ningún rubor. También en 2016 se abría la posibilidad de activar el Referendo Revocatorio presidencial, fue entonces cuando se desplegó de la manera más  abierta y burda un dispositivo de bloqueo institucional para evitar la activación del RR.

Recordemos la euforia que se apoderó del país esos días al abrirse la esperanza de una salida constitucional, pacífica y electoral. Fue entonces cuando el CNE encabezado por Lucena, cambió a miles de personas de circunscripción electoral, a otros simplemente los eliminó; dispuso para TODO EL PAÍS de unas pocas decenas de máquinas para el registro de firmas (ubicadas en los lugares más recónditos y hostiles) mientras que puso miles de máquinas a disposición de las elecciones internas del PSUV, también celebradas por esos días. Adicionalmente, la intimidación a los empleados públicos fue brutal, además que se obligó a que con la firma se debía registrar una foto del firmante. En fin, fue una treta sistemática de asesinato de la voluntad popular y de la extinción del Referendo Revocatorio como figura Constitucional.

Ahora bien, para nadie es un secreto que la oposición pasa por uno de sus peores momentos, la debilidad política es evidente. En esta coyuntura la oposición no es la amenaza principal que enfrenta Maduro. En términos del Análisis confrontacional (método derivado de la teoría de juegos) la declaración de Maduro luce como una carta de INCENTIVO para negociar; pero ¿estaría interesado en negociar alguien que está en evidente ventaja? La maniobra es claramente una táctica dilatoria, pero quizá la pregunta más importante que debemos hacernos, considerando que la oposición no es una amenaza real ¿Hacia quien(es) va dirigida la engañosa oferta? Estaremos atentos a los signos y señales de los próximos días.

 

Ricardo Ríos C. Presidente de Poder & Estrategia. Especialista en análisis de entorno y riesgo político.