Defendiendo a Maduro

Publicado el 22.05.2020.2:24 pm

El título es llamativo ¿no? (esa es la intención) y seguramente pocos serán indiferentes ante tal afirmación: Defender a Maduro. Otros se preguntarán con estupor ¿¡DEFENDER A MADURO!?

No es una labor fácil para los seguidores del chavismo pro gobierno (por que también hay un chavismo anti maduro) hacer una defensa expresa de su Presidente, su gestión y en general de los impactos de sus acciones. No obstante, en la cotidianidad uno se topa con algunas personas (ya sean familiares, amigos, alguien en la cola o hasta en RRSS) que tratan de defender a Maduro y en general a la cúpula en el poder.

Es difícil oír la argumentación usada sin que tenga consecuencias cardiovasculares; pero, todo sea por la ciencia, hago el esfuerzo de oír los argumentos, tratando de sistematizarlos y buscar un patrón. Esto con el fin de aplicar la premisa de Max Webber sobre la sociología comprensiva (verstehen), que no es más que tratar de entender al otro, buscar el por qué. Y esto lo considero clave para poder abrir la puerta a un proceso de transición viable.

En tal sentido, a continuación voy a reproducir fragmentos de diversos diálogos que he tenido en distintas ocasiones, con distintas personas en los últimos días; para posteriormente cerrar estas líneas con una conclusión.

-Que desgracia que un país petrolero con las refinerías más grandes del mundo, no tenga gasolina y ni tenga plata para importarla

-¡Claro! Por las sanciones, por culpa de Trump y Guaidó!

-Pero ¿tú sabes que Irán tiene sanciones más severas y más antiguas y aún así produce y hasta exporta gasolina?

– …. (Cambio de tema o doble check en azul)

Otra:

-¿Tú sabes que Venezuela está entre los países con mayor riesgo de hambruna y con una crisis humanitaria reconocida por instancias de la ONU?

-JAJAJAJAJA, La ONU!!!!, por favor, que credibilidad tiene la ONU

-Bueno, tú le das credibilidad y hasta me mandaste un informe de la ONU cuando en 2019 señaló que aumentó la superficie de siembra de cultivos asociados a las drogas en Colombia. ¿Allí la ONU si sirve?

– …. (Cambio de tema o doble check en azul)

Lo mismo con otra respuesta:

-¿Tú sabes que Venezuela está entre los países con mayor riesgo de hambruna y con una crisis humanitaria reconocido por instancias de la ONU?

-¡Claro! ¿por culpa de quien papá? ¡Trump y el vende Patria de Guaido!, por esas sanciones estimuladas por la burguesía.

-Pero ¿tú sabes que igual se siguen importando alimentos y medicinas y que de hecho hay un gran negocio basado en las importaciones que se refleja en los bodegones?, que por cierto en su mayoría los tiene la boliburguesía.

Otra:

– No tenemos gasolina simple y llanamente por que la corrupción y la incapacidad acabaron con la industria petrolera

-¡Ajá! ¿Y Guaidó? Que se robó CITGO junto con los gringos?  ¡ese es peor!, ¡ese si es el culpable!

-Es decir que ¿tú estás consiente que no hay gasolina por que el gobierno acabó con la industria petrolera?

-Osea… si… pero ¡Guaidó es peor!

Pudiera citar cientos de ejemplos más, pero creo que ya se entendió la idea. Debo señalar que tomé los argumentos “más sensatos” como ejemplos, porque hay otros que son aún más indignantemente risibles.

Hay dos elementos en común sobre las personas y los argumentos utilizados. Por una parte, la mayoría de ellos trabaja o depende en gran medida de la mermada tesorería nacional (ya sean funcionarios, pequeñísimos contratistas, o beneficiarios de dádivas). Ese es un factor material que considerar, y en la medida que el Estado ocupe más espacios, se corre el riesgo que ese tipo de personas aumente en números.

No obstante quiero poner el acento es en “el argumento” utilizado para “defender” a Maduro y/o a su cúpula. Si revisa los diálogos (tantos los que cito como los que Ud. tenga en su experiencia) se dará cuenta que ninguno –o muy pocos- son los que defienden la “gestión” de Maduro, es decir, no hay ningún argumento de beneficio o bienestar “gracias” al gobierno. La gran mayoría sólo defienden al oficialismo con una única y triste explicación: “el otro es peor” ¿Cómo sacarlos de esa caverna? En verdad es un desafío de pedagogía y praxis política. No basta el desprecio y la indignación.

 

Ricardo Ríos C. Presidente de Poder & Estrategia. Especialista en análisis de entorno y riesgo político.